XV años de haberme estrenado como mamá

Hoy mi primogénita cumple XV primaveras.  No puedo creer lo rápido que ha pasado este tiempo.  Tampoco lo que he aprendido en este camino. 

Todo empezó con una prueba de embarazo positiva, con la sorpresa de saber que los planes con mi pareja se habían adelantado y que estábamos encaminados a no sólo ir juntos sino en familia.   Esta canción siempre me recuerda esa noticia .

Fue un embarazo tranquilo.  El médico que me atendía era amigo de mi esposo. Ese sábado el plan era ir a revisión, comprar cosas para la fiesta de cumpleaños de mi esposo y desayunar ahí después de la consulta. 

Todo iba en orden hasta que el doctor checó ritmo cardiaco y se dio cuenta que variaba.  De repente era vigoroso y otras veces pausado.  En el ultrasonido el doctor dijo que había presencia de un hematoma interno grande y que la cesárea era inminente y urgente.  La vida de la bebé estaba en riesgo. 

Sin tiempo para ponerme nerviosa me prepararon para la cirugía.  Se tomaron todas las medidas de asepsia.  Sin bolso para el hospital, sin ropa para mi, sin la opción del parto que estaba esperando.  

Mi esposo llamó a mi mamá para que trajeran las cosas del bebé y las mías.  Como la consulta fue en una clínica materno infantil y no en el hospital que teníamos planeado dar a luz, poco a poco fue llegando el personal que asistiría al doctor en mi cesárea.   La consulta fue a las 9 y aproximadamente a las 10:30 nació Samy.  Sana, pesando 3.5 kg y midiendo 52 cm. La vi muy poco, solo me la mostraron para ver qué estaba sana.  Aún recuerdo que hasta  después de 3 horas y media me la acercaron, y eso fue porque el llanto de la beba se escuchaba en toda la clínica , aunque estaba en incubadora.   Al oír mi voz se calmó inmediatamente, al olerme y tenerla cerca me reconocía.  Esa primera vez juntas a pesar del susto fue mágica.  

Sólo puedo decir esto: “era perfecta” .

Estos XV años he aprendido muchísimas cosas como madre de esta hermosa y perfecta niña.   Desde el saberme completamente inútil porque uno nunca sabe cómo mamá primeriza qué hacer con un pequeño bebé que depende enteramente de ti en brazos, hasta el saber que en la maternidad hay recursos que crees que son escasos y resultan ser renovables o ilimitados como la paciencia, el aprender y sobretodo el más ilimitado que es el amor.   De pasar a ser una familia de una hija única hasta convertirnos en la familia de 5.


De verdad doy gracias a La vida por ponerte en mi camino hija hermosa.  Deseo siempre lo mejor para ti y es todo un gusto acompañarte en tu vida.  Te amo, te admiro, me encanta cómo eres y siempre seguirás siendo perfecta para mí.  Me encanta ver tu constancia, tu esfuerzo y amor hacia tus hermanos, tus papás, familia y amigos. 

Muero de emoción de ver la mujer en que te convertirás.  Disfruto mucho tus pláticas y me encanta tener en ti otra amiga inteligente.  Deseo que todo lo que hagas te lleve al camino de la felicitad y me gustaría  acompañarte siempre en esos momentos de dicha.

Mi amor, apoyo y confianza en ti también serán siempre ilimitados.  

¡Gracias por estos XV años nena! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s